HABITACIONES

Todas las habitaciones tratan de proporcionar a nuestros huéspedes la mayor confortabilidad posible. El hotel, cargado de detalles, intenta que el cliente experimente sensaciones de hogar, de un hogar en la montaña: sofás y sillones, cojines, revistas y libros, chimeneas, mantas… ayudan a crear ambiente y a hacerlo acogedor.

Diferentes colores dan carácter y naturaleza propia a los dormitorios, cada uno de los cuales muestra una decoración bien diferente; en cualquiera de ellos los muebles antiguos conviven con otros que no lo son tanto y lo rústico se alterna con lo clásico o lo moderno, creándose así ambientes eclécticos y cargados de personalidad.

Todas nuestras habitaciones disponen de minibar dotado, secador de pelo y televisión.

Una selecta gama de productos de acogida dota cada uno de los baños, productos de cosmética natural y ecológica: extractos de plantas como la flor del naranjo o el enebro se usan en la elaboración de productos como la leche hidratante o el champú acondicionador. Así mismo hay otros muchos productos

de higiene y cosmética que el cliente puede pedir a demanda: set dental, set de afeitado… 

El hotel pone a disposición de los clientes su carta de almohadas: de mayor o menor dureza, cervicales…: estas, y los cojines y almohadones disponibles en cada una de las alcobas, buscan proporcionar al huésped comodidad y un óptimo descanso.

Las chimeneas, presentes en la mayoría de las habitaciones, permiten a quienes nos visitan disfrutar de este pequeño placer, en tiempos tan cotidiano y en la actualidad tan extraordinario, sentarse frente a ella y contemplar el fuego. El hotel dispone de un servicio de venta de leña.

Distribuidas en dos alturas son ideales tanto para parejas como para familias con niños, ya que el piso superior, el destinado a la zona de dormitorio, cuenta siempre con una cama de matrimonio y al menos una cama más.

La zona de estar, el piso bajo de la habitación, está siempre presidido por amplias chimeneas abiertas listas para ser usadas.

Todos los baños tienen antiguos lavabos de latón con griferías a juego.

LAS CASITAS

Para aquellos clientes que deseen una mayor independencia, el hotel pone a su disposición dos casitas con cocina.

Cada casita dispone de una zona de dormitorio de matrimonio independizada visualmente por cortinas, un cuarto de baño, un porche cubierto y una zona de estar: una pequeña cocina con dotación suficiente para cuatro personas y una mesa con taburetes comparten espacio con una cama nido que hace funciones de sofá para la zona de estar y que se sitúa junto a la chimenea.

HABITACIÓN DOBLE SUPERIOR

Nuestra habitación pistacho  trata de proporcionar a nuestros huéspedes la mayor confortabilidad posible. El hotel, cargado de detalles, intenta que el cliente experimente sensaciones de hogar, de un hogar en la montaña: sofás y sillones, cojines, revistas y libros, chimeneas, mantas… ayudan a crear ambiente y a hacerlo acogedor.

Escápate a Riópar

La estancia en nuestro hotel le dará la oportunidad de conocer el entorno natural y etnológico de Riópar y su entorno, los valores naturales y el modo de ser propio de la tierra, de la Sierra del Segura, pero también de la vecina Cazorla, así como del resto de pueblos vecinos de la comarca.

Abrir chat